ESTADIO: "EL PALACIO" TOMAS ADOLFO DUCO

Dr. Luis Carlos Ruiz

Precarios potreros de la zona de Pompeya y Parque Patricios, fueron los primeros escenarios futbolísticos del Club, no obstante, los éxitos deportivos comenzaron a exigir la búsqueda de nuevos horizontes.
Una primera cancha, utilizada entre 1912 y 1913, se ubicó en terrenos de la calle Arenas hoy Almafuerte al 200, donde posteriormente funcionaría el Patronato de la Infancia y es allí donde se inicia el camino hacia el ascenso a la primera categoría del fútbol argentino.
Hubo una segunda, ahora Huracán en la división grande, en Avda. La Plata y Chiclana. Su inauguración ocurrió el 2 de agosto de 1914, con un partido con River a quien venció 1 a 0, con gol del "Negro" Laguna. Muchos partidos, triunfos, halagos y marco, nada menos, que de la obtención de los campeonatos de 1921 y 1922. Sin embargo ser inquilino tenía sus bemoles o en otras palabras, pagar el alquiler se hacía cuesta arriba.
Otra mudanza, que sería definitiva, aunque por el momento, sin cambiar esa calidad de inquilino. El 17 de agosto de 1924 es la apertura de este estadio de madera, con capacidad para 12.000 personas, dotado de amplias tribunas y confortables dependencias, según La Nación del día siguiente. Una fiesta a la que concurren destacadas personalidades, como el Intendente Municipal Dr. Carlos Noel, representantes de la Asociación Argentina de Football, personalidades de la política nacional, entre ellos, el senador y ex presidente del club Aldo Cantoni, socios fundadores de la Institución, por caso, un emocionado Agustín Alberti, primer capitán que tuvo Huracán, siempre según la referida fuente.
Y es claro, no podía faltar el fútbol. Huracán goleó a Colón de Santa Fe, en ese entonces, en la Liga santafesina, 4 a 0. El "centrofoward" Saldías tuvo una tarde excepcional. marcó los cuatro tantos, uno de ellos de cabeza y Marmo, nuestro arquero, contuvo un tiro penal.
Esa cancha de madera fue testigo de los títulos de 1925 y de 1928 y nuestro hogar futbolístico hasta el 22 de noviembre de 1942, fecha en que el Globo jugó allí su último partido.

El viejo gastometro (ver que los colores se mantienen)

Como puntapié inicial hacia la concreción de este ambicioso proyecto de construir un estadio de cemento, Huracán adquirió los terrenos sobre los que se asentaba esa vieja cancha, de forma definitiva en 1939 y un 26 de octubre de 1941 se colocó su piedra fundamental.
Casi seis años duró su construcción, encomendada a la firma CGO, Curuchet, Giraldez y Olivera, quienes entre otras obras importantes, en 1941 habían sido los encargados de edificar la actual Casa de la Moneda.
Un Palacio, en Parque Patricios.
Las crónicas de la época lo califican como "uno de los más hermosos, modernos y amplios que se conozcan por estas tierras y por otras cercanas o lejanas".

En ese momento y según los cálculos de los técnicos, el Estadio tenía una capacidad para albergar entre 110 y 120.000 aficionados, incluyendo los que podrían permanecer en los veredones. Solo las cabeceras contendrían una capacidad de entre 40 y 45.000 personas cada una.
Esas mismas noticias destacan, más allá de su enorme capacidad, el estar dotado de numerosas boleterías, a punto tal, que podrían trabajar simultáneamente 150 boleteros, circunstancia que evitaba el aglomeramiento de las personas que intentaran ingresar, algo que en la época, adquiría relieve frente a las molestias que ocasionaba la adquisición de las entradas y el posterior acceso a las canchas donde se jugaban partidos de importancia.
Una novedad para el tiempo, esas bocas de entradas contaban con molinetes, que posibilitaban un ingreso ordenado del público.
Este verdadero monumental Palacio de cemento, motivo de legítimo orgullo de antepasados y contemporaneos quemeros, abre por primera vez sus puertas un 7 de Setiembre de 1947, con una apoteótica fiesta a la que asisten más de 80.000 espectadores y donde los locales vencen por 4 a 3 a Boca Juniors.
A modo de privilegio señalo que el primer jugador en tocar una pelota en el Ducó fue Sarlanga "centrofoward" de Boca y el primer gol, lo convierte Heraldo Ferreyro "wing izquierdo" de Huracán, a los 15 minutos del inicio, en tanto, que los tres restantes los hizo Salvini.
Quiroga; Pascal y Alberti; Naya, Gimènez y Cerioni; Unzuè, Mendez, Salvini, Simes y Ferreyro, son los jugadores del Globo que quedaron en el bronce: .
Una fiesta inolvidable, multitudinaria, pero de la que no participaron las autoridades legítimamente estatuidas. El Club se hallaba intervenido y a cargo de ella se encontraba el Cnel. Ernesto Villarroel Pusch, quien renuncia a su mandato a fines de ese mismo mes de Setiembre.
Regularizada la situación institucional, se decide su inauguración oficial, justo premio para quienes en definitiva habían sido los mentores y ejecutores de ese estadio al que calificaban el mejor de Sud América.
La celebración se realiza el 10 de Noviembre de 1949, con el marco de una serie de actos oficiales: bendición del Estadio, en el hall central se descubre un busto del Sr. Vicente Giraldez realizador desaparecido de la obra, un almuerzo en honor a la delegación de Peñarol al que asisten también autoridades nacionales y de la AFA, culminando con un partido internacional, nocturno, disputado con Peñarol de Montevideo, seguido por una gran concurrencia, que festeja un triunfo por 4 a 1.

Ese día, jueves, Huracán formó con: Ferro: Uzal y Filgueiras, Naya (curiosamente es el único jugador que estuvo presente también en el primer partido), Ruiz y Resnik; Randón, Ayala, Trejo, Corton y Del Castillo. Trejo se anotó 3 veces en el marcador y el cuarto gol lo obtuvo Randon. La entrada popular costó $ 2 y se recaudaron $ 25.274.

Escuela Primaria "Marcos Paz"

Su superficie total es de 25.979,71 mts.2. Las tribunas tienen una superficie de base de 12.760 mts.², cuenta con una edificación bajo tribunas de superficie cubierta de 6.000 mts.², donde entre otras instalaciones, vestuarios, lavandería, salas de monitoreo de la seguridad, salón de conferencias, se encuentra la concentración del equipo de Primera División. También de manera aledaña, pero incluida dentro del mismo edificio funciona La Escuela Primera "Marcos Paz", dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con una superficie cubierta de 1.730 mts².
Su nombre: Tomás Adolfo Ducó, en reconocimiento y homenaje a su impulsor, por entonces, Presidente de la Institución.
Por último a fines del año 2007, en consideración a sus valores estéticos y arquitectónicos, que se integran con un entorno eminentemente urbano y a su rol protagónico en la vida socio -cultural del barrio de Parque Patricios y de toda la ciudad de Buenos Aires, fue declarado mediante ley aprobada por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como Patrimonio Histórico y de Protección Estructural de la Ciudad.

Un estadio de película La película "Pasión Dominguera" dirigida por Emilio Ariño, fue filmada, entre otros, en el Palacio Ducó y en 1992 "La Peste" de Luis Puenzo se rodó bajo las tribunas locales.
En el año 2010 aparece en tomas realmente bellas en la coproducción argentina española, que tiene como director a Juan José Campanella y protagonista principal a Ricardo Darín "El Secreto de sus ojos", película que obtuvo su consagración en Hollywood y a partir de allí es que muchos hinchas decidieran llamarlo el Estadio del Oscar.

Un estadio fotogénico. Fue elegido para la filmación de varias publicidades, así la Tribuna Ringo Bonavena sirvió de fondo para Kodak (películas de fotografías), el centro del campo de juego para Fox Sports la hora de Bilardo o gráficas de TyC Sports y Fox Sports.
En este sentido quizás una de las mas recordadas es aquella que mostraba un rollizo vendedor de Coca Cola, que recorre la tribuna para alcanzar la bebida a un comprador y es empujado por una avalancha, obligándolo a recomenzar su ascenso para lograr su venta o la protagonizada por Mariana Nannis - entre otros conocidos - esposa del pájaro Canigia.
Las causas técnicas de esta elección las da el creativo de Agulla y Baccheti, Maximiliano Anselmo, quien en un Olé del 21 de setiembre de 2002, dice: "Una cancha universal. El Tomás Adolfo Ducó es uno de los grandes estadios de Latinoamérica. Incluso cuando filmamos para empresas multinacionales, decidimos hacerlo ahí. La elegimos porque es una cancha auténtica la mas universal de todas el resto tiene características muy propias, mantiene esa mezcla de presente e historia que da un tono interesante para la imagen. Su estilo es universal y la arquitectura es la de las canchas que se hacían en los años 40. Por eso se realizan tantas producciones allí. El marco imponente que da la triuna popular del Ducó no lo tiene otro estadio acá en la Argentina.
Uno de los detalles que mas me gusta es la curva de la tribuna y sus dimensiones. En un solo plano se puede tomar a toda una enorme bandeja. Esa popular debe ser una de las mas grandes de todas las canchas de la Argentina. Llena, da un marco imponente a la filmación de una publicidad.
Las marcas deportivas que se quieren identificar con la tradición - es el caso de Coca Cola - prefieren un estadio como el de Huracán a uno moderno como el que tiene Velez. Es una cancha que atraviesa todas las épocas".

En Junio de 2011 con motivo de la Copa América Coca Cola recurre nuevamente a esa publicidad que mostraba al rollizo vendedor, ahora vuelto al país luego de un periplo internacional, mostrándolo en actividad en las Tribunas Ringo Bonavena y en la Platea Miravé.

Un templo del Rock Tiene un espacio de privilegio entre las bandas de rock, como si fuera un sinónimo de lo popular, antes lo fue el 2x4 y luego el rock, constituyéndose en cuna y epicentro de las grandes bandas.
En 1993 Patricio Rey y los Redonditos de Ricota - Show Los Rendondos - eligieron el Palacio para presentarse por primera vez en una cancha . Colmaron dos estadios: 80.000 espectadores, marcando un antes y un después en la historia del rock argentino.
En 1999 "La Renga" - Show de La Renga - llevó 60.000 personas en dos funciones, brindando un concierto de lujo - según los críticos -, repitiendo esa gran convocatoria en 2001 y 2004.
Para fines de 2001 fueron Los Piojos" - Show de Los Piojos - asistiendo a su recital 35.000 personas.

Un accidente, que pudo haber tenido consecuencias lamentables Pudo ser una catástrofe, pero que milagrosamente no lo fue. La AFA, había resuelto una jornada doble en el Ducó para el domingo 7 de agosto de 1955. Por la mañana, a partir de las 10 hs. se enfrentarían River -, que tenía la cancha suspendida - y San Lorenzo y por la tarde Huracán y Platense.
Cuando apenas iban tres minutos del juego del primer encuentro, se produjo un accidente que pudo ser gravísimo: se derrumbo parte de la tribuna lateral que da sobre la calle Miravé, enclavada delante de la torre y debajo de las cabinas de transmisión y del palco de periodistas. El bloque de cemento se fracturó abarcó diez escalones y alcanzó alrededor de 15 mts. de largo por 10 metros de ancho. No hubo víctimas fatales y los heridos llegaron a 80, algunos de consideración. En el Estadio había 25.000 espectadores.
Clarín del día siguiente publicaba: "el estruendo y los gritos de horror de quienes se hallaban alrededor del lugar del hundimiento, detuvieron automáticamente el juego en la cancha e hicieron cundir por todo el estado la sensación de que se estaba en presencia de una desgracia de incalculables proporciones. Que no haya desgracias irreparables se debió a que el sector hundido se hallaba en la parte baja de la tribuna - mas o menos del décimo al vigésimo escalón de abajo hacia arriba - y a que el desprendimiento se produjo en block, o sea que todas las personas que se hallaban en el sitio quedaron encima de los trozos de cemento".
A su vez Crítica decía: "cabe señalar que la circunstancia de que el tiempo se haya mostrado desapacible influyó para que el público retaceara su concurso al cotejo y esta circunstancia fortuita determinó que el accidente no se tradujera en una verdadera catástrofe. Partió un estruendo ensordecedor que conmovió al estadio todo y ante los gritos en demanda de auxilio de los aficionados ubicados en ese sector, se suspendió el juego y el Inspector Municipal de guardia en el estadio de Huracán, ante la gravedad del episodio anunció que había resuelto no permitir que se realizara por la tarde el partido entre las primeras divisiones de Huracán y Platense".
Lo que hoy se conoce como Platea Miravè, al momento del siniestro, era tribuna popular y se ubicaba la hinchada local mas radicalizada.
Visto desde la Platea Alcorta, es decir, con una vista de frente a la zona de derrumbe, de golpe apareció un agujero negro inmenso y en derredor el público, que se había salvado de ser arrastrado a ese vacío, intentando auxiliar a las víctimas. En verdad fue dantesco.
A consecuencia de este hecho el estadio fue clausurado y no se lo pudo utilizar casi por un año.

 

Accesos

Dirección: Av. Amancio Alcorta 2570 CABA. TE: 4942-1965

Colectivos: 6-9-25-28-37-46-50-59-118-134-150-188.

Subterraneo: Linea H estación Caseros

Acceso del Público Visitante: calle Colonia