Historia del equipo Porsche

Es difícil encontrar a alguien que no esté familiarizado con Porsche. La empresa fue fundada en 1931, en los orígenes fue Ferdinand Porsche. Desde entonces, se han ensamblado muchos autos icónicos que, entre otras cosas, se desempeñaron bien en la pista. Sin embargo, en términos de capacidades, la empresa era inferior a otro competidor alemán: Mercedes Benz.

Ahora la escudería cree que es necesario ingresar a los campeonatos de Fórmula 1, sin embargo, no está del todo claro cómo sucederá esto. Recordemos que la empresa es accionista de Volkswagen y forma parte de la preocupación. Se suponía que se haría un trato para adquirir la mitad de Red Bull Technology, que se convirtió en el ganador de la última competencia internacional. Era posible no solo proporcionar motores para equipar los autos, sino también tener la misma influencia en el equipo. Las negociaciones no dieron el resultado esperado y hubo que abandonar la idea. Sin embargo, la empresa no tiene prisa por descartar la posibilidad misma de ingresar al formato de carreras, considerando que es una excelente oportunidad para expandir su influencia y conquistar nuevos mercados. Al mismo tiempo, será necesario cambiar de táctica para unirse a la F1 en 2026.

Se espera que ahora el regreso sea más sonoro y triunfal que la historia de participación de la marca en los juegos de las últimas décadas.

Historia

Las primeras pistas en el mundo de la Fórmula 1 fueron hechas por Mercedes Benz, una empresa con tecnología de desarrollo propio, ingresó a la pista en 1954. Juan Manuel Fangio ocupó la posición de liderazgo durante los primeros 2 años de participación en la competencia. No había alternativas al atleta, porque Porsche vegetaba en las sombras. Solo pudo mostrarse después de la partida de Fangio, cuando actuó en 1957.

Se presentaron 3 autos Porsche 550 Spyder para participar. Así lo exigía el reglamento de la Fórmula 2, que permitió al equipo perderse el Nürburgring, donde el incomparable Fangio ganó por amplio margen en un Maserati. Edgar Barth, que representó al equipo Porsche, se convirtió en el mejor entre sus colegas, llegando en la 12ª posición. Participaron un total de 24 pilotos, por lo que el resultado para un equipo con un nombre tan conocido es realmente flojo.

La situación mejoró significativamente cuando se inscribió en la carrera un Porsche 718 en 1958, que recibió su propio nombre: RSK Mittellenker. Sin embargo, no fue posible llevarse títulos o premios notables, ya que el atleta del equipo quedó sexto.

Nuevas reglas

El Porsche 718/2 hizo un gran trabajo en el mundo de la Fórmula 2 y no tenía prisa por pasar al ámbito aún más competitivo de la F-1. Esto se debió a las reglas actuales, que no limitaban el tamaño del motor tanto como ahora. Sin embargo, en 1961, se introdujeron ideas y reglas innovadoras, entre las que se encontraba un límite en el volumen del motor: 1,5 litros. Esto automáticamente hizo que el auto de la marca fuera competitivo en la escala de la F-1.

Ya en el mismo año, se armó un equipo con el piloto sueco Jo Bonnier y Dan Gurney de América. Además, Hans Herrmann de Alemania hizo dos apariciones en el chasis 718. En su garaje había chasis 718 y 787, en cuyo desarrollo participó el nieto del fundador de la empresa. Más tarde, estos autos comenzaron a competir, pero nunca trajeron al equipo la Copa de Campeones. El principal atractivo del auto fue su apariencia, diseño, por lo cual obtuvo 3 posiciones de plata en 8 presentaciones, en el concurso de diseño recibió la Copa de Ingenieros.

Temporada triunfal

De hecho, Porsche solo tuvo un año triunfal: 1962. Apareció el Porsche 804, en el que también trabajaron Dan Greny y Bonnier. Fue el primer coche de carreras auténtico equipado con un motor bóxer. El modelo permitió a los diseñadores ocupar el quinto lugar dentro de su competencia.

La competencia, que tuvo lugar en Rouen-les-Essart, nos permitió tomar el 1er lugar en el podio, esta es la primera victoria de Gran Premio de Porsche en la historia. También se convirtió en el triunfo de Dan Gurney, que se repitió en la competencia en Stuttgart, por cierto, el mismo modelo ocupó el segundo lugar: el piloto Bonnier. Como parte de la competencia en Alemania, logramos tomar la mitad del podio, lo que se debe a problemas técnicos que comenzaron repentinamente en la pista.

Fin de carrera

El mismo año marcó el final de la carrera de la empresa a nivel de competiciones internacionales de F-1. Se fueron, habiendo logrado lo mejor que pudieron, dejando los nombres de los pilotos para siempre en la historia del deporte, y los modelos de autos como ejemplo de diseño incomparable e imagen reconocible. Ni siquiera se presentó ninguna solicitud para la temporada de 1963, debido al alto costo de participación en las carreras y al hecho de que la planta ya no podía hacer frente a las tareas. El Ferry Porsche simplemente dejó de funcionar en esta dirección.

Sin embargo, los autos de la marca todavía funcionaban, en 1963. Carel Godin de Beaufort era un verdadero fanático de la marca y solo competía con Porsche. En la escala de una iniciativa privada, completó nuevamente los círculos previstos en la lucha por el campeonato en el 718. El mismo coche participará el año que viene, pero ya como despedida de la afición.

Motores para mclaren

La colaboración comenzó en la década de 1980, cuando el equipo estaba en el apogeo de su popularidad en la escala de Fórmula. Niki Lauda ganó en 1984, Prost lideró en 1985-86. Hubo victorias en el marco de las competencias de diseño, por ejemplo, en 1974. Sin embargo, después de eso, el equipo abandonó el proceso durante una buena década, mostrando resultados interesantes solo en 1984-85. Esto sucedió precisamente después del lanzamiento de la asociación con Porsche.

Esto se logró a través de motores turboalimentados, que la empresa ha estado desarrollando desde la década de 1970. El motor de combustión interna estaba equipado con 6 cilindros, tenía un volumen de 1,5 litros y estaba equipado con una turbina. El diseño se llamó TAG, teniendo en cuenta la empresa que financió el desarrollo. De 1983 a 1987, este motor logró impresionantes victorias en 25 Grandes Premios de los 68 diputados.

La cooperación con Porsche terminó sólo en 1988, cuando el éxito de Honda eclipsó a los alemanes y firmaron un contrato con McLaren.

Nuevo proyecto y fracaso

La compañía dio sus últimos pasos en la escala de la Fórmula 1 hace más de 3 décadas. Este hito fue el motor 3512, que estaba equipado con 12 cilindros y tenía un volumen de 3,5 litros. Este proyecto tenía 2 grandes inconvenientes. Primero, era más pesado que los motores de la competencia de Ferrari y Honda, casi 50 kg. En segundo lugar, hubo una serie de problemas técnicos que se volvieron inconvenientes en la etapa de desarrollo del prototipo.

Los motores fueron ordenados por Footwork Arrows, que querían dominar la Fórmula Uno. Sin embargo, la unidad problemática se eliminó después de la sexta carrera de la temporada. El equipo volvió a los años anteriores Cosworth V8 ICE.

La novedad de Porsche resultó ser tan infructuosa que el equipo a menudo ni siquiera podía pasar la carrera de clasificación. Además, los motores fallaban constantemente. Así terminó la era de la participación de Porsche en la F-1, a la que la compañía nunca ha regresado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.